Nuestra agua

Tratamiento de agua empleado en Las Condez

La planta de Las Condez, cuenta con un elaborado proceso de tratamiento del agua garantizando de esta manera la calidad de la misma.

El primer paso para tratar el agua en nuestra planta es realizar una serie de filtrados permitiendo de esta manera la eliminación de diversos contaminantes sólidos en suspensión de hasta 20 micrones de diámetro medio. Estos filtros estan formados por grava - arena y cuarzo. El siguiente paso es realizar un filtrado por medio de carbón activado para la eliminación de componentes orgánicos (entre ellos el cloro y sus productos de racción) disueltos en el agua y que confieren a la misma sabor, olor y color, mediante una reacción química de absoricón de los distintos componentes con el carbón.

Después de que el carbón activado absorbe los componentes orgánicos del agua pasa un microfiltrado por medio de filtros con tierra de diatomea que consisten en velas de polipropileno perforado, cubiertas con fundas de tela especial como medio soporte y precapa filtrante de tierras de diatomeas que eliminan el partículas de hasta 5 micrones de diámetro promedio.

Una vez filtrada el agua, se somete a esterilización por radiación ultravioleta y posteriormente ozonización, aplicando concentraciones de ozono de entre 1 y 1,5 ppm, logrando un poder residual en los bidones de agua, de hasta 0,5 ppm.
ver Proceso de purificación.

Algunas consideraciones sobre el proceso

El lavado de los envases de agua se realiza en máquina semiautomática empleando solución de soda cáustica a 55 - 60ºC de temperatura y posterior enjuage con agua ozonizada, lo que permite un envase saneado y libre de toda contaminación.

El lavado de los sifones de soda se realiza automáticamente en línea de llenado mediante una máquina provista de 4 sepillos giratorios y empleando agua con tensioactivos bactericidas y enjuages con agua clorada.

También los cajones son lavados con agua clorada por chorros a presión.

Control de Calidad: la planta cuenta con un Director Técnico (Ing. Químico Gustavo Villagra) responsable de la calidad del producto y del proceso. Para ello periódicamente visita a la planta realizando análisis bacteriológicos de los productos, siendo todo asentado en el libro de control de calidad, contando con el correspondiente Registro Marca Asiento Nacional.

La planta productora esta debidamente habilitada por la Municapalidad Córdoba, departamento de bromatología y con las correspondientes inscripciones a nivel nacional del establecimiento (R.N.E.) y de los productos (R.N.P.A.) como lo establece la legislación vigente, según Código Alimentario Argentino.

Definiciones

Filtrado: Se define como filtrado rápido al que se realiza empleando como medio filtrante, grava, arena gruesa y fina, cuarzo, antracita, etc. y que permiten una eliminación de partículas en suspensión de hasta 20 micrones de diámetro medio.
El microfiltrado es la eliminación de partículas de granulometría menor a 20 micrones y hasta 0,1 micras.

Esterilización UV: Se somete el agua a los efectos de radiación ultravioleta (lámparas UV) con lo cual mueren la totalidad de los microorganismos. Este método no tiene poder residual en el agua, por lo que el agua está expuesta a cualquier contaminación posterior del equipo.

Ozonización: El ozono es una gas muy oxidante que se obtiene ionizando el oxígeno del aire de O2 a O3 (o sea una molécula de ozono tiene átomos de oxígeno), pero es un gas muy inestable, por lo que su poder residual es limitado, pero suficiente como para eliminar toda contaminación presente en líneas de llenado y envase.
El ozono actúa oxidando la membrana celular de la bacteria y por consiguiente su muerte. Además actúa sobre todo los compuestos orgánicos que dan color, sabro y olor al agua, también oxidándolos y eliminándolos. Bastan concentraciones del orden de 0,5 a 1 ppm (parte por millón o mg/lt) para liberar al agua de toda contaminación.

Inicio |Nuestra Historia | Proceso de Purificación del Agua| Uso correcto del dispenser | Catálogo de productos (Ofertas)| Contacto